shopping-bag 0
Items : 0
Subtotal : $ 0.00
View Cart Check Out

Hoy conmemoramos el día del hincha de Talleres

Hoy se cumplen tres años del trágico accidente que sufrieron los hinchas de talleres de Perico, que dejo como saldo cuatro victimas fatales. Habrá misa a las 16 hs, sobre ruta 66 a la altura de palo marcado, en el santuario de los “Ángeles del camión”.

Hoy conmemoramos el día del hincha de Talleres

Todavía pareciera que fuese ayer, cuando los hinchas del “Expreso Periqueño” se preparaban como habitualmente lo hacen domingo tras domingo para ir a alentar al club de sus amores, el color azul predominaba en las camisetas, los bombos y banderas, para darle el colorido adecuado a las tribunas.

Aquel martes 30 de octubre del 2012 no era un día más, jugaba Talleres, en aquel entonces los fanáticos estaban como “locos” sabiendo que tendrían que enfrentar a su clásico rival, Altos Hornos Zapla, conscientes de que era un partido decisivo al tratarse de una instancia de Copa Argentina.

Todo era algarabía, Ciudad Perico se teñía de azul, la previa se hacia sentir, los autos, las camionetas, colectivos y hasta camiones empezaban a enfilarse por la ruta 66 con destino al Estadio 23 de Agosto, muchos apurados por que llegaban tarde, claro al tratarse de un día de semana, los simpatizantes terminaban su jornada laboral para luego prepararse y estar presente en la cancha.

El árbitro pitaba el comienzo del partido, había un clima raro, mas allá de tratarse de un clásico, el estadio estaba en silencio, se podía ver la tribuna norte casi completa con hinchas del merengue, pero llamativamente, la popular sur en donde se apostaban los simpatizantes de Talleres casi vacía.

¿Qué había pasado? ¿Por qué los hinchas del Expreso no ingresaban a la cancha? Se podía observar una multitud de fanáticos a las afueras del estadio, todo era silencio, un rumor llegaba a la capital jujeña, “chocaron los Z”, “chocaron los Z” era todo lo que se escuchaba. El camión que transportaba a la agrupación de los “Z” había sufrido un accidente, sobre ruta 66 a la altura de “palo marcado”.

Nadie entendía nada, el rumor era cada vez mas fuerte, los hinchas lloraban, “hay 12 muertos decían”, sin tener datos precisos, en ese momento muchos emprendieron el viaje de vuelta hacia el lugar de los hechos y ponerse a disposición de sus colegas de tribuna, mientras tanto el partido se seguía jugando.

Iban 12 minutos del primer tiempo, cuando de repente un grupo numeroso de Periqueños, ingresaba al 23 de Agosto de manera abrupta, todos fueron directo a treparse al alambrado “Suspendan el partido”, “suspendan el partido”, gritaban. En ese momento el que recibía la mala noticia era el presidente José Luis Benedetto, que corriendo fue hacia el arbitro a comunicar lo que había ocurrido.

El juez no lo dudo, pitó el final del encuentro, el clásico quedo suspendido, los jugadores se desplomaron en el piso, el llanto era inevitable, los Palpaleños dejaban la rivalidad de lado y se retiraban con la cabeza agachada, aplaudiendo y solidarizándose con sus primos de Perico.

En menos de cinco minutos no quedó nadie en la cancha, las sirenas de las ambulancias se hacían sentir, aquellos fieles seguidores del club de sus amores estaban desparramados en la cinta asfáltica de la autopista 66. Los bombos y las trompetas nunca llegaron a tocarse.

La imagen era desgarradora, el trafico se colapsaba, muchos heridos, muertes que se produjeron al instante, amigos y familiares que con lagrimas en los ojos tapaban el cuerpo de sus seres queridos con sus propias banderas.

Aquel día José Luis Flores de 26 años padre de tres hijos pequeños, Alan Balderrama de 14 años, Pablo Daniel Tolaba de 23 años y Matías Alexis López de 16 años dejaban la vida en la ruta, la pasión y el amor por su club nuca los detuvo, ellos siempre querían estar alentando desde la tribuna.

Finalmente el rumor pasó a ser noticia nacional, “un camión que transportaba a 300 hinchas del Expreso Azul, había recibido un fuerte impacto desde atrás por parte del colectivo de línea, General Savio, generando la muerte de cuatro jóvenes”.

La tragedia enlutaba al futbol y enmudecía Ciudad Perico. Quien hubiese imaginado que cuatros jóvenes, llenos de vida y con un gran futuro por delante nunca mas regresarían a sus hogares, dejando un gran vacio en el corazón de todos los simpatizantes azules.

Desde entonces se los recuerda como “Los Ángeles del Camión” y se conmemora el día del hincha de Talleres de Perico. Pasaron tres años y el dolor aun perdura, de hecho a partir de ese momento la frase que se hizo popular es “Prohibido Olvidar, 30/10/12”.

Esta tarde se va a realizar una misa a partir de las 16 hs en el santuario de “Los Ángeles del Camión”, que se encuentra ubicado en ruta 66, a la altura de “Palo marcado”.